Breaking News
recent

Una breve historia de los autos de James Bond


James Bond regresará a la acción dos veces este otoño: Este mes se reunirá con Pussy Galore en Trigger Mortis de Anthony Horowitz, una nueva novela encargada por la sucesión de Ian Fleming, y en noviembre Daniel Craig completará su cuarta asignación al servicio secreto de Su Majestad en SPECTRE.


Hay una cosa que nunca cambia: Después de más de 60 años en la carretera, el 007 aún conduce demasiado rápido.



1953

En la primera novela sobre el 007, Casino Royale, el vehículo de Bond es un “Blower Bentley” 1930 de 4.5 litros con un Amherst Villiers supercargado. “Bond lo condujo duro y bien”, escribió Fleming: “y con un placer casi sensual”. Un Bentley similar tuvo un cameo en la segunda película de Bond, From Russia with Love, y contaba con un gadget raro para la época: Un teléfono. Un Blower Bentley 1929 estableció un récord en una subasta por un auto británico en 2012, cuando fue vendido por 7.9 mdd.



1964

El non plus ultra de los vehículos de Bond hace la primera de muchas apariciones en pantalla en Goldfinger. El Aston Martin DB5 plata (arriba) viene con algunos extras de Q Branch, incluyendo matrículas giratorias, ametralladoras y, como es sabido, un asiento eyector. En 2010 uno de los dos autos usados en la película fue vendido en una subasta por más de 4 mdd.



1974

Bond entra en una época sombría de autos de película cuando los productores firman un acuerdo de colocación de productos de 5 mdd con American Motors para que el 007 condujera sus autos, haciendo que Roger Moore fuera el único Bond que no manejara un Aston Martin en pantalla. En The Man with the Golden Gun Moore se pone al volante del auto Bond menos mortal de todos los tiempos: el hatchback de dos puertas AMC Hornet.



1977

Un punto alto para los autos del 007. En The Spy Who Loved Me Roger Moore conduce un Lotus Esprit S1 blanco, un vehículo anfibio que se convirtía en submarino. En 2013 uno de los vehículos usados por la producción en la película fue subastado en Londres y vendido por 997,000 dólares. El comprador fue el fundador de Tesla, Elon Musk, que admitió que estaba “decepcionado al saber que no se puede transformar en realidad.”



1987

Una nueva película de Bond significa un nuevo Aston Martin. En The Living Daylights Timothy Dalton conduce un V8 Volante descapotable equipado con misiles, rayos láser y un cohete. El auto utilizado en la película perteneció al entonces presidente de Aston Martin Lagonda, cuyo nombre pudo haber pertenecido a un villano de Bond: Victor Gauntlett.



1995

Aunque Pierce Brosnan da un paseo con una mujer en un Aston Martin DB5 en GoldenEye, el auto elegido por Bond para las siguientes dos películas es un BMW, especialmente el BMW Z3, ​​que tenía un con un eyector asiento gracias a un acuerdo de colocación de producto con un valor estimado de 25 mdd.



2015

En la primera película de Bond de Daniel Craig, Casino Royale, él gana un Aston Martin DB5 1963 plateado en un juego de póquer. Pero para SPECTRE, 007 tendrá una actualización moderna creada expresamente para la película, un Aston Martin DB10 (arriba). El auto, sin embargo, no será vendido al público, los diez serán usados en la película, lo que significa que será sólo para James Bond.

Este artículo de Michael Solomon apareció publicado originalmente en la revista Forbes

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.