Breaking News
recent

Elizabeth Holmes: Tu negocio puede hacer una diferencia en el mundo


La billionaire más joven del mundo y fundadora de la startup de análisis clínicos Theranos recibió el premio Forbes Under 30 Doers.


“¿Hay algo que amas y que te apasiona tanto que si te despidieran aún querrías hacerlo?”, preguntó Elizabeth Holmes a un auditorio con 1,500 personas el lunes.

Ella habló en la cumbre Forbes Under 30 en Filadelfia, aceptando el premio Under 30 Doers por sus esfuerzos para hacer las costosas pruebas de laboratorio accesibles para todo el mundo. “Creemos que la transparencia empodera a las personas y el empoderamiento de las personas cambiará al sistema”, explicó en una entrevista con el editor senior de Forbes, Matthew Herper.

Holmes, de 31 años, ocupó el lugar 121 de la lista Forbes 400 de este año y es la billionarie self made de sexo femenino en el mundo. Ella hizo su fortuna a través de su compañía, Theranos, que fabrica pruebas de sangre que supuestamente analizan múltiples enfermedades usando una fracción de la sangre requerida por las pruebas tradicionales. También las vende a un costo más bajo: Theranos cuenta con más de 200 pruebas, todas con precios de menos de 10 dólares.

Holmes no siempre supo que su vocación estaba en los análisis de sangre. Su padre trabajaba para la USAID, y ella dice que verlo a él y a sus colegas mientras crecía le hizo darse cuenta de que quería cambiar la vida de las personas. Iniciar una empresa simplemente parecía la mejor manera de hacerlo.

“Empezar un negocio puede ser un vehículo para hacer una diferencia en el mundo”, explicó. “Si pudiera desarrollar un producto que haga una diferencia en las vidas de las personas, qué producto sería?”

Se decidió por los análisis de sangre porque son algo que podría cambiar la experiencia de “decir adiós a la gente que amamos”. Holmes había visto a demasiadas personas morir porque se dieron cuenta demasiado tarde de que tenían una enfermedad que finalmente las mataría. “Los datos de laboratorio motivan 80% de las decisiones clínicas pero no son accesibles para las personas en el momento que importa”, dijo ella.

Parte de la razón por la que pruebas no son accesibles es que la mayoría tiene que ser ordenada por un médico. Holmes utilizó pruebas de embarazo como ejemplo, diciendo que una mujer no tiene que pedirle a su médico una prueba cada vez que piensa que podría estar embarazada, sólo ir a la farmacia. ¿Por qué las otras pruebas deberían ser diferentes?

Esa accesibilidad ha levantado polémica en una industria que tiende a equivocarse al filtrar información a través de los médicos. Theranos, afirman algunos, no está ayudando a los pacientes al darles acceso a las pruebas y la información, está sembrando una cultura del sobreanálisis y la hipocondría. La compañía también ha sido acusada de no liberar información sobre cómo funcionan sus pruebas y cómo podrían ser mucho más baratas que las pruebas producidas por los competidores. “La industria de los laboratorios hizo un muy buen trabajo generando dudas acerca de nosotros, porque estamos tratando de hacer una diferencia”, dijo Holmes.

A pesar del escepticismo, Theranos recibió la aprobación de la FDA para una prueba de herpes este año, y debido a que la información acerca de cómo funciona esa prueba en particular está disponible en línea. “Realmente nadie ha comentado al respecto, pero lo hemos publicado”, dijo Holmes.

Esa crítica desde dentro de su propia industria no ha sido una cosa completamente mala. Ella le dijo a otros jóvenes emprendedores en el auditorio que controversias como la que ha enfrentado es una buena prueba para ayudarte a decidir si lo que estás haciendo es lo que deberías. “Te derriban una otra y otra vez, y consigues ayuda”, dijo. “Me han derribado mucho, y para mí quedó claro que esto era lo que quería hacer, y empezaría esta empresa 10,000 veces más si tuviera que hacerlo.”

Ella en realidad no ha tenido necesidad de empezar la empresa de nuevo (aunque afirma que la empresa trata de reinventarse cada 12 meses). Pero con 130 más pre solicitudes ingresadas a la FDA, seguramente será derribada muchas veces más. Holmes está lista para el reto.

Este artículo de Sarah Hedgecock apareció publicado originalmente en la revista Forbes

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.