Breaking News
recent

La CEO de YouTube quiere acabar con la brecha de género


Se espera que los empleos en informática crezcan al triple de velocidad que el resto para 2020, y las mujeres no pueden perderse ese boom, advierte.


“A menos que hagamos un cambio, el futuro de la tecnología lucirá igual al presente”, advirtió la CEO de YouTube Susan Wojcicki en la Grace Hopper Celebration la semana pasada, un encuentro que reunió a más de 12,000 tecnólogas. Para Wojcicki, las sombrías estadísticas que rodean a las mujeres en esta industria no sólo debe ser una llamada de atención para un muy necesario cambio, sino que más bien deberían ser el próximo momento “Sputnik” de Estados Unidos. Las mujeres, por ejemplo, ocupan sólo 26% de todos los puestos de trabajo en tecnología y se prevé que en 2020 los trabajos en informática crezcan tres veces más rápido que el promedio nacional. “Si las mujeres no participan en la tecnología, estarán perdiendo la oportunidad de influir en el mayor cambio económico y social de este siglo”, dijo Wojcicki. “Amenaza la continua preeminencia económica de nuestro país y los riesgos de nuestra competitividad futura. Y debería sacar de su letargo a todo el mundo, hacerle actuar”, argumentó.

Actualmente en el número 9 en la lista de las mujeres más poderosas de Forbes, Wojcicki esbozó su plan para lograr la equidad en la industria, comenzandon con la participación de más niñas en la educación STEM (siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) a una edad temprana. Vencer los mitos y las percepciones negativas equivocadas –que la informática es aburrida o que la niñas no son buenas en ella– es fundamental. “Tenemos que dar a las niñas la oportunidad de ver lo que la informática es en realidad, necesitan ver por sí mismas cuán creativa e inspiradora es, cuán grande puede ser su impacto”, dijo Wojcicki.

Otro problema clave a resolver: hacer que la informática esté disponible en todos los salones de clase. “Reconozco que escuelas de todo el país están cortas de recursos y tienen un presupuesto limitado. No estoy diciendo que esto es fácil, pero el mundo está cambiando y nuestro sistema educativo tiene que preparar a los niños para el siglo XXI”, enfatizó.

Sin embargo, abordar esas cuestiones sólo tendrá un impacto limitado sobre la desigualdad de género en la tecnología si las mujeres siguen abandonando la industria en tropel. Las mujeres en puestos de trabajo de STEM, por ejemplo, son 45% más propensas que sus pares masculinos a abandonar el sector. Un factor determinante, según Wojcicki, es el choque cultural. El énfasis en las largas jornadas y pasar todas las noches en vela, por ejemplo, puede expulsar a las mujeres de las mismas compañías que más las necesitan. “Es algo que se puede volver particularmente extremo, especialmente en las nuevas empresas”, dijo Wojcicki. “Trabajar horas extra muestra tu seriedad, tu compromiso, tu potencial como 10Xer … Se crea una cultura que intimida a la gente, la gente que quiere tener una vida normal y se castiga a las personas que tienen compromisos importantes en el país, a hombres o mujeres por igual”, dijo.

“Yo nunca podría participar en este tipo de cultura tecnológica. Me uní a Google con cuatro meses de embarazo y tuve mi primer hijo poco después”, describió Wojcicki. “A lo largo de mi carrera, he tratado de estar en casa todas las noches con mi familia a la hora de la cena”, dijo. Su consejo para las mujeres que navegan por el intenso, y a menudo competitivo mundo de las demandas familiares y profesionales: “Enfócate en trabajar de manera inteligente, en trabajar duro, en hacer un gran trabajo. Pero luego ve a casa. Mantente en el trabajo para el largo plazo y no agotarte es más importante que sólo un periodo corto y desgastante en la tecnología.”

Wojcicki también cree que si la tecnología quiere ser una industria más atractiva para las mujeres, la licencia por maternidad es una necesidad. Ella tiene un punto de vista único dado que fue la primera empleada de Google en tomar la licencia de maternidad (ella ayudó a diseñar su política), y la única persona en tomar cinco de ellas mientras estaba en la empresa. “Cada una de esas licencias [de maternidad] ha enriquecido mi vida, mi carrera. Me dieron la tranquilidad de saber que podía volver después de pasar el tiempo que realmente quería y necesitaba en casa con mi nuevo bebé”, dijo Wojcicki.

Las vacaciones pagadas también tienen beneficios en las utilidades de la compañía dado que aumentan la retención. Cuando Google aumentó su política de licencia de maternidad pagada de 12 a 18 semanas, por ejemplo, la empresa vio caer la velocidad con la que las nuevas madres dejan su trabajo en 50%. “Si usted trabajas para una empresa y sientes que no puedes tener un día equilibrado, la licencia de maternidad es mala o inexistente, entonces te recomiendo que comiences a mirar a tu alrededor y trates de encontrar una empresa que te apoye”, aconsejó Wojcicki a las mujeres en el público.

Aunque la educación y la reforma de la industria son fundamentales para resolver el desequilibrio de tecnología de género, Wojcicki también hizo hincapié en la necesidad de que las mujeres sean proactivas, y que tomen el control de sus carreras. “Mira por ti misma, sé una defensora de ti misma. Y no te sientas culpable por ello”, dijo Wojcicki. “Y, sobre todo, tenemos que tomarlo como nuestra responsabilidad personal para mostrar a la siguiente generación de niñas y la generación actual de mujeres que informática es genial y que con ella pueden cambiar su mundo.”

Este artículo de Moira Forbes apareció publicado originalmente en la revista Forbes

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.