Breaking News
recent

Para qué le sirve la PNL al emprendedor


¿Existe el cerebro del emprendedor? Desde punto de vista anatómico todos los cerebros se parecen. El cerebro de Einstein era parecido al de cualquiera, la diferencia estaba en cómo lo hacía funcionar. Bastaría con conocer el software que usaba y adoptarlo para generar un cambio.


La PNL (programación neurolingüística) enseña a hacer la copia. Programación significa que los humanos repetimos y organizamos nuestras conductas exitosas. Neuro se refiere a las percepciones sensoriales que generan estados interiores de tristeza o alegría, por ejemplo. El cerebro las automatiza y las programa en patrones de conducta para no tener que pensar cada cosa que hacemos. Lingüística se refiere a que las respuestas se manifiestan en lenguaje verbal o no verbal. Programación es la forma en que cada ser humano encadena las etapas.

Programar resultados de excelencia. El cerebro al nacer es una página blanco que se programa con la educación y la experiencia. La PNL tiene su lado negativo: es la tendencia a crear hábitos y repetir respuestas aun en situaciones dónde no es recomendable. Por eso el dicho: nada fracasa tanto como el éxito o ¿por qué cambiar si nos va bien? Debemos hacerlo porque los competidores combinan el bench marking – la comparación con los mejores- y la PNL – para imitarnos- . El antídoto es la destrucción creativa- destruirse uno mismo antes que lo haga un competidor.

Curso acelerado de PNL 3 minutos. El primer paso es tener in mente el objetivo. El segundo es trazar el plan y controlar su ejecución por si se aleja del objetivo. El tercer punto es tener creatividad y flexibilidad para variar el plan cuando la realidad nos muestra que algo falla.

El poder inteligente es querer con eficacia, es el que le brinda inteligencia a la pasión. El poder inteligente –smart power- reúne el poder duro –hard power- que predomina en el hemisferio izquierdo del cerebro y el soft power que caracteriza al hemisferio derecho.

¿Cómo se accede al poder inteligente? El emprendedor debe examinar siempre si lo que hace lo apasiona o si la burocracia domina su cerebro. Para conseguirlo debe aprender los métodos de la excelencia. Tal como dijo Nietzche “los métodos son la mayor riqueza del hombre”

Establecer vínculos. El comportamiento externo, es manifiesto, visible, lo que se hace. El proceso interno, el pensamiento, es invisible. Por último el estado anímico, es lo que se siente como sensaciones o emociones. Los tres conforman un círculo sistémico.

Para generar vínculos personales hay que concentrarse en el otro, observándolo con atención. Registrar sus acciones, cómo reacciona ante la euforia o la pena. Luego reformular lo que dice, en otras palabras, para evaluar el éxito de la comprensión y encarar con éxito la comunicación.

Formulación de objetivos. Para producir resultados hay que tener metas y saber planear cómo conseguirlas. El que falla al planear, planea fracasar. Los objetivos se deben formular en positivo, que dependan de algo que se pueda hacer y controlar, que sea ecológico (bueno para todos) y que se pueda evaluar el rendimiento. Un objetivo bien planteado consiste en saber: Qué se quiere específicamente. Cuál será el resultado. Cómo darse cuenta del logro. Qué se sentirá. Cuándo, dónde, con quién se obtendrá. Cómo cambiará la vida. Qué sucederá si se consigue. Qué se hará.

Una sociedad de ganadores. La PNL puede ayudar en el proceso de crear una sociedad mejor con igualdad de oportunidades y desafíos. Mucha gente está descontenta con el trabajo que hace, una sociedad así no puede ser productiva. La PNL es una herramienta para compararnos y parecernos a nuestros modelos. La excelencia puede ser imitada y superada. Esto lo pueden hacer las personas, las empresas y los países. Después de la segundada guerra mundial Japón imitó los productos creados por los americanos, los mejoró y terminó exportándoselos.

Se puede estimular el pensamiento creativo con la palabra y la imagen. La palabra “por qué” orienta a lo racional, a buscar la causa y al pasado. “Cómo” lleva a la acción, a la imaginación y al futuro. “Fracaso” es una declaración de culpa, “error” permite un nuevo intento, remite a aprender. “Problema” tiene una connotación estática, “objetivo moviliza hacia el logro”. “No” es paralizante, “sí” estimula a seguir experimentando.

Lo que vale es la intención, cuando las cosas no salen hay que variar el cómo. Einstein decía que “el que hace siempre lo mismo obtiene el mismo resultado”. Al variar el comportamiento cambian las experiencias y se alteran las creencias. Hay creencias limitantes como no puedo y hay otras positivas. Por eso Ford dijo que “siempre tenemos razón, cuando pensamos que nos irá bien o que nos irá mal”.

La PNL demuestra que el hombre programa su conducta según sus experiencias. Pero como la realidad cambia hay técnicas poderosas para cambiar respondiendo a la realidad o siguiendo a los sueños y deseos. Las creencias, criterios y valores de cada persona, influyen en el proceso.

Dar soplos de vida. Los líderes deben aprender a motivarse y a animar a su equipo. Una técnica inteligente es el anclaje. En una fiesta patria, el himno o la bandera suelen ser los estímulos adecuados. En la vida común el anclaje se instala muchas veces por azar o impuesto desde afuera, por la costumbre o la publicidad. La técnica del anclaje consiste en observar o provocar el estado deseado y asociarlo a un estímulo, el que una vez memorizado permitirá reproducirlo cada vez que se lo requiera.

Aprender a anclarse uno mismo a los mejores momentos y a las mejores respuestas es aprender a obtener los recursos de una batería interna que se recarga con cada experiencia. Aprender a usar el cerebro es mucho mejor que dejarlo en piloto automático porque le podemos dar una dirección. Como dijo Séneca: “no existen vientos favorables para el que no sabe a qué puerto quiere llegar”.

La PNL tiene diversas utilidades. Se inicia como un proceso de detección de los deseos, objetivos y modelos que permiten fijar metas. Entonces, se comienza describiendo que es lo que queremos, para darnos cuenta de “cómo” trataremos de obtener el estado deseado.

Saber cómo estamos (Estado actual), para luego elegir las herramientas y estrategias a utilizar para conseguir ese objetivo que nos interesa, (Estado deseado). Al final, modelando y copiando actitudes exitosas, consigues resultados sorprendentes. En ese punto, ya eres un Mago.

El autor es Dr. Horacio Krell, CEO de ILVEM, mail de contacto, horaciokrell@ilvem.com

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.