Breaking News
recent

Estos son 5 lecciones de liderazgo de los Caballeros Jedi


Yoda, Qui-Gon Jinn y Obi-Wan tienen un par de cosas que enseñarnos sobre cómo lograr lo que queremos. Atención debes poner.


En el universo de Star Wars hay mucho que puedes aprender acerca de lo queno se debe hacer gracias a los errores cometidos por el Emperador y Darth Vader durante su nefasto mandato como líderes del Imperio Galáctico. Pero si bien es siempre divertido aprender de los errores de alguien más, también es importante tener modelos positivos. Por eso es necesario echar un vistazo a nada más ni nada menos que los Caballeros Jedi. He aquí sólo unas cuantas lecciones que los Jedi pueden darte.

1. Deja ir el miedo

“Entrénate para abandonar todo lo que temes perder”, Yoda dijo vez una. Es un buen consejo. Uno de los mayores motores detrás de la toma de decisiones humana –para consternación de muchos economistas– es nuestra aversión a la pérdida. Una variedad de estudios ha demostrado que en caso de que todo fuera igual, la gente preferiría evitar una pérdida de adquirir una ganancia, incluso cuando sea irracional. Por ejemplo, la mayoría de la gente en los estudios psicológicos prefiere evitar la pérdida de 10 dólares a ganar 10.

Así que supera tus tendencias naturales. No tengas miedo de perder frente a una perspectiva de mayores ganancias.

2. Emprende una tarea con el éxito en mente

Otro pequeño consejo clásico que Yoda dio a Luke fue “haz o no hagas. No intentes”. Por supuesto, no se puede esperar tener éxito todo el tiempo, pero en verdad es buena idea acercarse a las tareas con una mentalidad confiada. Como el psicólogo Scott Kaufman ha señalado: “Muchas investigaciones muestran que cuando las personas se ponen en situaciones en las que esperan fallar, su rendimiento se desploma… Cuando esperan ganar, su desempeño se dispara hasta las nubes.”

Así que es importante hacer frente a las tareas con buenas expectativas para sí mismo, no enfocarse en el fracaso. Dicho esto, ten cuidado con el exceso de confianza. El equilibrio es importante aquí.

3. Sé consciente del presente

Qui-Gon Jinn aconsejó a su joven padawan una vez: “No te enfoques en tus ansiedades, Obi-Wan. Mantén tu concentración aquí y ahora, donde debe estar.” Es vital tener esto en cuenta para garantizar que puedas hacer tu carga de trabajo para el día. Es fácil distraerse en nuestro mundo de hoy: el correo electrónico, el teléfono, las redes sociales pueden interferir. También es fácil quedar atrapado en nuestros planes para el futuro, tanto que es posible comenzar el día con una lista de cosas por hacer, trabajar todo el día, y terminar el día con esa lista de pendientes intacta.

Así que es importante hacer caso omiso de las distracciones y concentrarse en las tareas a mano. Hay muchos sistemas y apps para ayudarte a lograrlo, desde el Método Pomodoro hasta el Getting Things Done. Encuentra el que mejor te funcione y aférrate a él.

4. No dejes que las emociones nublen tu juicio

No debes ignorar tus emociones al estilo vulcano. Son una excelente guía para tus objetivos y lo que quieres conseguir en la vida, pero al mismo tiempo es muy fácil para nuestras emociones –especialmente dado nuestro sesgo cognitivo– nublar nuestro buen juicio. Así que es importante asegurarse de que se está actuando de la mejor manera posible basándose en la evidencia y los datos disponibles. Debes solicitar constantemente retroalimentación a las personas que te rodean y confrontar tus resultados contra métricas objetivas para asegurarse de que estás en el camino correcto.

5. Cree en tu causa

Por supuesto, a veces los datos no son suficientes. Cuando empiezas una nueva empresa o lideras un equipo por primera vez, puede que no tengas ninguna experiencia para guiarte. En esos casos tendrás que escuchar el consejo que Obi-Wan Kenobi dio a Luke Skywalker: “Deja ir a tu autoconsciente y actúa por instinto.” Confía en todo lo que has aprendido hasta este punto para que te guíe y te dé la energía que necesites para dar el siguiente paso.

¡Y que la Fuerza te acompañe!

Este artículo de Alex Knapp apareció publicado originalmente en la revista Forbes

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.