Breaking News
recent

Tu estilo es elegante. Aprende las reglas básicas


Éste es un estilo mal entendido: sí, muchos creen significa vestir ropa y accesorios caros, lo cual es un error. Aquí las claves para dominarlo.


El estilo elegante es mal entendido, pues muchos creen que significa vestir ropa y accesorios caros. Lo cual es un error. Una cosa es tener solvencia económica y otra muy diferente es pertenecer al estilo elegante.

Al igual que con los demás estilos que he abordado anteriormente (natural y tradicional) las personas elegantes pertenecen a este estilo no por decisión, sino por una manera particular innata de conducirse y expresarse en su manera de vestir y rasgos de comportamiento refinados.

Antes de describir a las personas de este estilo me gustaría compartir lo que significa “elegante”. Según la Real Academia Española la palabra elegante es un adjetivo que significa “dotado de gracia, nobleza y sencillez”.

Y al referirse a una persona: “que tiene buen gusto y distinción para vestir”. En ningún momento este adjetivo calificativo se asocia directamente con el tener dinero. Si se presume lo que se posee o lo que se adquiere, inmediatamente ya no se es elegante, sino ostentoso.

Todos los 6 estilos restantes pueden aprender mucho de este estilo y agregar su grado de elegancia en su manera muy peculiar de expresión, siempre y cuando conserven mensajes de “buen gusto”, “distinción” y “sencillez”.

Cómo son las personas que pertenecen al estilo elegante

Pertenece a aquellos que proyectan ser refinados, educados, reflejan estatus pero de manera sencilla, es decir, discreta. Provocan admiración, autoridad y respeto. Antes que cualquier otra cosa, les gusta ser percibidos como personas distinguidas y saben identificar el buen gusto.

Están dispuestos a pagar por la calidad antes que un precio económico y su posición social y económica se los permite. Jamás vestirán con ropa y accesorios que reflejen baja calidad. 

Son los que más invierten a largo plazo en su guardarropa, ya que preferirán prendas de muy alta calidad (y que reflejen distinción) capaces de lucir en perfectas condiciones aun con el pasar de los años, y no adquieren sólo aquellas prendas en tendencia.

Les agrada la distinción, la exclusividad y el buen gusto, y lo reflejan también en su arreglo y manera de vestir:

- Corte de cabello y/o peinado impecable.

- Ropa de muy alta calidad, invierten a largo plazo conformando un guardarropa atemporal por varios años.

- Visten usando colores principalmente lisos, de diseño sobrio y generalmente en colores neutros.

- Accesorios en muy buen estado y aplicando la regla “menos es más”.

- Su ropa siempre tiene una talla correcta, ni muy ajustada ni muy holgada.

- Sus combinaciones son sobrias pero no por ello pierden distinción.

- Reflejan alto estatus, vistan formal o casual.

- Las mujeres jamás descuidan su maquillaje e igualmente lo mantienen sobrio en eventos formales y lo adecuan perfectamente en eventos de noche.

- Saben las reglas de combinación de los distintos tipos de telas, estampados, colores y, por su gran cultura, saben vestir apropiadamente según el clima y el horario.

- En los zapatos, hombres y mujeres, también reflejan estatus y prestigio, pues los mantienen impecables. Jamás usarán zapatos desgastados y apostarán por la calidad y diseños exclusivos.

- Su pulcritud es notable de inmediato.

Cuál es su gran fortaleza

Reflejan éxito y seguridad en ellos mismos. Generan confianza, brindan prestigio aunado a su distinción por el cuidado de los pequeños detalles que hacen una gran diferencia. Dejan muy claro por sus acciones que son individuos cultos y educados, cualidades que despiertan en los demás admiración y respeto.

Qué profesiones lo ejemplifican mejor

Las personas de estilo elegante pueden desempeñarse en varios giros profesionales, sin embargo, generalmente se encuentran en posiciones de autoridad y liderazgo como Directores Generales de empresas, CEOs, algunos Funcionarios Públicos, Casa Bolseros y Altos Ejecutivos con una posición social alta.

Cuál es su mayor riesgo

Verse y comportarse como personas ostentosas, que en vez de un gusto refinado comuniquen que tienen solvencia económica por las marcas de ropa y bienes que compran y presumen. Por ello, es muy claro entender que “algunos tienen clase y otros sólo aparentan tenerla”.

Cómo sacar el máximo partido a este estilo

• Nunca olvidar que tu personalidad ya es capaz de inspirar respeto, confianza y autoridad por la distinción y elegancia que reflejas.

• Evita “presumir” que tienes un poder económico alto, no hace falta ver la marca de la ropa que usas. La calidad y el buen gusto se perciben de inmediato.

• Incorpora prendas cada año en colores ausentes en tu guardarropa y que sepas que te favorecen por tu tono de piel.

• Aprovecha a tu favor el liderazgo y admiración para inspirar a otros a crecer en sus vidas.

• Identifica con cuál otro estilo se mezcla tu estilo elegante y comunica también su fortaleza.

¿Podemos ser de estilo elegante sólo por desearlo?

Para responder esta pregunta que tanto me hacen en consultorías y capacitaciones utilizaré una frase maestra de Coco Chanel: “La moda se compra; la elegancia se aprende”.

Todos podemos agregar detalles de elegancia a nuestra vestimenta, pertenezcamos a cualquiera de los otros 6 estilos (natural, tradicional, romántico, creativo, seductor y dramático); aunque es muy importante aclarar que algunos de ellos en teoría son incompatibles con el estilo elegante.

Por ejemplo, el estilo creativo que no busca la sobriedad sino ser original ante todo, no comunica ser refinado ni discreto, algo similar sucede con el estilo seductor que busca lucir su cuerpo pero no lucir discreto o sencillo. Pero como les he comentado antes, hay excepciones.

Por ello, ser elegante y estar elegante son dos cosas muy distintas. Podrás aprender las reglas de la elegancia en el vestir pero sólo si perteneces al estilo elegante podrás brillar con su fortaleza.

El autor es David Navarro consultor en Imagen Pública y Director General de Imagen Excellence. Cuenta con más de 11 años de experiencia, en los cuales ha capacitado a altos ejecutivos y grandes empresas en áreas de la vestimenta de negocios, lenguaje corporal, protocolo ejecutivo y hablar en público.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.