Breaking News
recent

El primer Porsche 100% eléctrico


Bajo el nombre de Mission E se desvela el proyecto que cambiará los autos deportivos de la firma alemana.


El día de ayer se anunció que el primer auto deportivo totalmente eléctrico de Porsche comenzará a producirse y se espera salga al mercado antes de 2020. La inversión para la creación de este nuevo modelo será de 1,000 millones de euros aproximadamente y, al tratarse de un mecanismo totalmente nuevo, también invertirán en 1000 empleos más para su producción.

La planta principal de Stuttgart-Zuffenhausen será en donde se dará vida a este modelo y para ello se requerirá de una ampliación de la misma de un costo de 700 millones de euros. En los próximos años, por lo tanto, se construirá una nueva planta de ensamblaje, un taller de pintura y una extensión a la fábrica de motores para crear un espacio sólo para los eléctricos. Lo anterior habla de que el Mission E es sólo el primero de muchos otros dentro de los planes de crecimiento sustentable de Porsche.




Mission E

El modelo de cuatro puertas presenta una potencia total de 600 caballos de fuerza gracias a los dos motores paralelamente sincronizados por imanes que se encuentran en su interior.

La aceleración no disminuye a comparación de algunos de sus modelos de motor de gasolina, incluso supera a algunos, ya que puede llegar de 0 a 100 km/hr en sólo 3.5 segundos y a 200 en menos de 12 segundos. Los motores son similares a los que se utilizaron en el 919 Hybrid que ganó las 24 horas de Le Mans, pues gastan energía al acelerar, pero la recuperan en el frenado.



A diferencia de otros sistemas eléctricos actuales el auto no pierde su potencia durante el recorrido y puede accionarse en su totalidad incluso después de varias aceleraciones a intervalos cortos.

Un beneficio más que proporciona tener una batería instalada en la parte inferior del auto es que hace que el centro de gravedad del auto sea extremadamente bajo, lo que favorece al rendimiento y a la sensación de control.

La carrocería es una mezcla de aluminio, acero y plástico reforzado con fibra de carbono para asegurar durabilidad y ligereza. Para garantizar que las llantas se peguen al pavimento incluso a altas velocidades cuenta con neumáticos anchos de 21 pulgadas al frente y 22 en la parte de atrás.



El poder, también en la batería

Una sola carga resiste hasta 500 kilómetros de distancia, posterior a ello, con un carga de 15 minutos resiste 400 km más. Esto es un nuevo record que imponen los alemanes y que no ha sido superado por ninguna otra marca. Lo anterior se debe a que las baterías de iones de litio tienen una tecnología de 800 voltios, el doble de lo que se acostumbra usar. Ello significa que tiene el doble de capacidad en los sistemas de carga rápida, por lo que la batería puede llegar al 80% de la carga en sólo 15 minutos, además de que son menos pesadas.

La innovación no está sólo en las baterías en sí, sino también en cómo recargarlas. Además del tradicional puerto enchufable, que sólo resiste 400 voltios, presentan el Porsche Turbo Charging que es un puerto de 800 voltios que no requiere de cables para recargarse, sino que lo hace a través de una bobina que se instala en el piso del garaje del propietario.



El diseño

El 911 es la base de inspiración de este modelo, pero con un aire más futurista. Para empezar se le quitaron los espejos laterales para favorecer la aerodinámica y, en cambio, se colocaron unas cámaras a los costados que proyectan las imágenes al interior con una mayor visión.

Al frente, a los costados y en la parte trasera cuenta con tomas y salidas de aire que fomentan la eficiencia. Aunado a ello se le agregan alerones delanteros y un escote que va desde el toldo hasta la parte posterior del techo.

Los faros delanteros de LED de cuatro puntos están colocados como un elemento flotante sobre las tomas de aire lo cual le da un aire más futurista. Además, tienen un sensor de sistema de asistencia con indicador luminoso.

Al interior, los asientos individuales tienen un diseño altamente deportivo con materiales ultra ligeros y con un soporte lateral para aumentar la seguridad de los pasajeros en todo momento.



La tecnología

Los tableros pueden controlarse de tres formas: manual a través de la pantalla táctil, con gestos y hologramas, y con seguimiento ocular.

Este último se trata de un sistema que, a través de una cámara, detecta hacia dónde está viendo el conductor y activa el menú de dicho instrumento para que pueda ser controlado con un botón en el volante. Además, la pantalla del tablero sigue al conductor y se mueve conforme él se mueve en su asiento (altitud y actitud del cuerpo) para que siempre esté visible la información clave, como la velocidad.

El tablero tiene una subdivisión de controles secundarios, como el radio o el clima, por ejemplo, que crea una versión holográfica que se extiende al copiloto de forma que también pueda controlarlo con gestos que interactúan con los hologramas.

Además, se ha desarrollado una llave digital que, a través de la aplicación Porsche Connect, se puede controlar desde un Smartphone o Tablet. Dentro de sus funciones está hacer un diagnóstico a distancia, programar citas de mantenimiento o incluso abrir las puertas (el propietario o las personas que autorice) sin necesidad de la llave física al programar el auto en un tiempo y ubicación definidos.

Por si fuera poco, hay una cámara en el espejo retrovisor que puede reproducir el estado de ánimo del conductor y plasmar en el espejo un emoticon del placer de conducción que está experimentando. Esto se puede guardar junto con otra información como rutas y velocidad y almacenarlo o publicarlo en las redes sociales.



Autor: Christin Parcerisa

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.