Breaking News
recent

Richard Branson: Cómo trazar la idea para tu empresa innovadora


“Me han dicho muchas veces a lo largo de los años: “Tienes una gran actitud e ímpetu, y una mente excelente. Deberías ser emprendedor”. ¿Pero qué diablos debería hacer? Tengo fondos y recursos limitados. Todo lo que parece prometedor, alguien más lo está haciendo o lo ha hecho. No estoy seguro de cómo forjar una idea nueva o mejorada, lo cual es frustrante. Entonces, ¿qué diablos debería hacer?”

—Daniel Armstrong

“¿Qué diablos debería hacer?” es una pregunta que todo emprendedor se hace en un momento u otro.

Si abordas el problema con mente abierta y una actitud de ‘todo es posible’, también es la pregunta que lanzará tu carrera.

Empecemos. Toma una pluma y papel (siempre ten tu cuaderno a la mano; nunca sabes cuándo se te ocurrirá la próxima gran idea, y si no la escribes, pronto podría desaparecer para siempre), y contesta estas dos preguntas:

PREGUNTA 1: ¿QUÉ TE ENCANTA?

Haz una lista de las cosas que te apasionan o te interesan. No importa si estas cosas parecen triviales o al azar; algo en tu lista puede encender una idea emprendedora grandiosa.

Ahora analiza tu lista, y piensa en las industrias y mercados que le incumben. ¿Alguno de ellos está maduro para la innovación?

Piensa en las compañías en esas áreas cuyos productos y servicios te gustan.

Las empresas más establecidas tienen algunas fallas; sus clientes están simplemente a la espera de que llegue una alternativa mejor.

Ya sea que las empresas involucradas sean pequeñas operaciones locales, supermarcas en Internet o gigantes corporativos mundiales, si han dejado de innovar, tienes una oportunidad de tomar la iniciativa.

Los sectores donde las compañías se han sentido demasiado cómodas y han dejado de poner a los clientes primero están particularmente maduras para una sacudida.

También analiza iniciar una empresa relacionada.

En centros neurálgicos como Silicon Valley, cada empresa incipiente exitosa parece engendrar otras empresas con iniciativa que hacen a la idea inicial aún mejor. Una creación grandiosa como Twitter puede conducir a docenas de otros buenos productos, como la herramienta de videos Vine y el servicio de gestión programada Hootsuite.

Entonces, en vez de sentirte desalentado cuando encuentres a alguien que ya está actuando con base en una idea similar a la tuya, da la bienvenida a la competencia.

Selecciona ejemplos específicos de lo que piensas que su empresa está haciendo de manera brillante y trata de entender por qué funciona tan bien.

De forma crucial, también busca áreas donde las empresas se estén desempeñando menos bien, e idea cómo tu empresa incipiente pudiera mejorar las cosas.

Ponte en contacto con los fundadores de la empresa y haz muchas preguntas. Te sorprenderá descubrir cuántos emprendedores exitosos están dispuestos a darte consejo y orientación; ¡todos estuvieron dirigiendo empresas incipientes alguna vez!

PREGUNTA 2: ¿QUÉ ODIAS?

Luego, piensa en las cosas que te molestan, confunden o incluso te enojan. Si dirigieras el mundo, ¿qué cambios te gustaría hacer? De nuevo, no censures tus pensamientos: ¡Solo escribe!

Especialmente piensa en los momentos en que has experimentado frustración. Siempre que veo algo que no tiene sentido, como un servicio lamentable en una aerolínea, comienzo a pensar en cómo pudiera mejorarse.

Muchos negocios de Virgin Group han iniciado por nuestra exasperación ante el hecho de que otra compañía no estaba haciendo algo bien.

Como cliente, en ocasiones te has sentido decepcionado cuando las empresas no cumplieron sus promesas.

Ahora, como emprendedor, estás en posición de crear una empresa que corrija algunos de esos problemas.

La compañía que resulte mejorará la vida de las personas, y es más probable que te apasiones con su propósito.

PRÓXIMOS PASOS

Ahora analiza tus listas. Si algo te viene de inmediato a la mente, tómate un poco de tiempo de tu día para pensar en cómo puedes actuar sobre esos puntos y hacer al mundo un poquito mejor.

Luego es hora de empezar a probar tus ideas. necesitas ser valiente y debes aceptar que hay muchos riesgos. Incluso los planes más cuidadosamente elaborados no siempre alcanzan el éxito, así que a menudo es mejor presentar tu producto o servicio y dejar que algunos clientes potenciales lo prueben.

Mientras estés en la fase de prueba y planeación, regresa con todas esas personas que sugirieron que te convirtieras en emprendedor y pídeles que detallen lo que ven como tus fortalezas.

Cuéntales de tus idas y pídeles una retroalimentación honesta sobre tus próximas acciones.

Finalmente, no temas pedir apoyo a tus seres queridos; lo necesitarás, y te lo darán alegremente. Con su ayuda, estoy seguro de que podrás llamarte emprendedor muy pronto. ¡Buena suerte!

Richard Branson, Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin Mobile y Virgin Active. Tiene un ‘blog’ en ‘www.virgin.com/richard-branson/blog’. Los lectores pueden enviarle una pregunta a Branson vía correo electrónico a ‘Richard.branson@nytimes.com

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.